Validar los tratamientos térmicos aplicados a los alimentos, permite conocer la eficacia en la destrucción de microorganismos y la distribución de temperatura de los equipos empleados para el proceso.

También aporta información valiosa a la empresa sobre el margen de maniobra en el proceso y como mantener la seguridad alimentaria.

> Procesos Termicos